Parque Nacional Península de Paria: reserva de biodiversidad

pariaEl Parque Nacional Península de Paria, tierra de abundancia en especies naturales, es considerado uno de los espacios protegidos con mayor diversidad biológica del país. Ubicado en el estado Sucre, hoy 12 de diciembre cumple 33 años de haber sido declarado Parque Nacional, bajo la administración de Inparques.


Este lunes 12 de diciembre, el Parque Nacional Península Paria, localizado en la Serranía del Litoral Oriental en jurisdicción de los municipios Arismendi, Mariño, Cajigal y Valdez del estado Sucre, celebra 33 años de creado.

Con una extensión de 37.500 hectáreas, esta área natural protegida, bajo la administración del Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, se crea el 12 de diciembre de 1978 por el Decreto Nº 2.982, publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria Nº 2.417 de fecha 07 de marzo de 1979.

El parque se extiende en un macizo montañoso que forma la Península de Paria, el cual es relativamente bajo, oscilando sus alturas entre 500 m. y 1.000 m. con pendientes superiores a 45% y grandes desniveles. Geomorfológicamente, está compuesto por rocas metalúrgicas del Cetáceo: cuarcitas, esquistos, micáceas, cloríticos o grafitosas y rocas calcáreas.

En cuanto a su geología, se puede observar en la vertiente norte, una costa abrupta con acantilados y entrantes, donde han sido formadas pequeñas playas, mientras que en la vertiente sur, las pendientes son más suaves con áreas planas, ubicándose los principales centros poblados de la Península.

Asimismo, el parque presenta una variedad de paisajes con alturas que van desde los 1.070 metros sobre el nivel del mar (msnm) en el cerro El Patao hasta los 1.370 msnm en Cerro de Humo. A su vez, en la costa norte, presenta hermosos parajes marinos, particularmente en las ensenadas de Mejillones, Pargo, San Francisquito Uquire, Don Pedro y Las Palmas.

En su vegetación húmeda, se aprecian árboles de copas anchas como el jobo, el mijao, el guácimo y las lauráceas que sirven para dar sombra a las plantaciones de café preexistentes a la declaratoria del parque; así como también abundan distintas especies de fauna, siendo las más resaltantes el colibrí cola de tigre, el perico siete colores, el mono araguato, el venado matacán, el zorro guapán, las tortugas marinas y los cangrejos terrestres, entre otras.
El Parque Nacional Península de Paria es considerado uno de los espacios naturales del país con mayor diversidad biológica, factor privilegiado en la política ambiental del Gobierno Bolivariano, a fin de extremar las medidas de protección de estas áreas de vida y soberanía.

(Julio González)
(Prensa Inparques)